Combate las piedras en los riñones con té de jengibre y cúrcuma.

  • por

Se dice que el té de jengibre y cúrcuma ayudar a disolver y expulsar las piedras en los riñones siempre y cuando estas aún sean de tamaño pequeño.


El té de jengibre y cúrcuma es una bebida natural que, según creencias, podría complementar la hidratación diaria, algo esencial a la hora de disolver y expulsar arenilla, cálculos y piedras en los riñones.

Se prepara fácilmente en casa a partir de los ingredientes ya mencionados, que destacan por sus propiedades antiinflamatorias.

A continuación repasaremos un poco la importancia de mantener la salud de los riñones y posteriormente te comentaremos más de la bebida.

Los riñones son órganos excretores que se encargan de filtrar las toxinas e impurezas de la sangre para expulsarlas a través de la orina.

Las piedras en los riñones son una de las condiciones que suele desarrollar esta parte tan importante del organismo.

Se trata de unas piezas sólidas formadas por sustancias presentes en la orina.

Su tamaño puede ser tan pequeño como un grano de arena o tan grande como una perla.

Compuestas por minerales o proteínas retenidas en el riñón, son causantes de peligrosas obstrucciones en las vías urinarias. Estas, a su vez, generan un fuerte dolor, bloqueos en la orina y otros síntomas.

El problema es que no siempre suelen manifestarte de forma oportuna.

Además, dado que su tamaño incrementa, se presentan complicaciones que hacen más difícil su tratamiento.

Y, aunque en algunos casos es necesario una intervención quirúrgica, existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a disolverlas, como el té de jengibre y cúrcuma.

Beneficios del jengibre y la cúrcuma:


El jengibre es una raíz rica en varios compuestos bioactivos, como el gingerol, que tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antieméticas y digestivas. Por ello, se considera que puede ser un alimento valioso a la hora de aliviar diversas molestias, incluyendo las piedras en los riñones.

Por su parte, la cúrcuma es una especia que contiene curcumina, la cual le confiere efectos antioxidantes, antiinflamatorios y analgésicos.

Según creencias populares, al ser antiinflamatoria y al mismo tiempo aportar antioxidantes (que contribuyen con la salud de todo el organismo) puede resultar beneficioso su consumo de forma regular en la dieta.

La combinación de estos dos ingredientes podría ayudar a hidratar el organismo, a la vez que contribuiría con el alivio de las molestias al momento de orinar y expulsar las piedras.

Receta del té de jengibre y cúrcuma:


Ingredientes :


½ litro de agua (500 ml).
1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g).
1 trozo de raíz de jengibre (1 pulgada o 2,5 cm).

Opcional: 1 cucharadita de miel (5 g).

Procedimiento:

Pon a calentar el agua en una olla y, cuando llegue a ebullición, viértela en una jarra con la raíz de jengibre y la cúrcuma en polvo.


Deja que repose de 10 a 15 minutos para que los extractos de las especias se concentren.
Pasado este tiempo, pasa el líquido a través de un colador, sirve una taza y endúlzalo con miel.
Consume una vez al día como máximo.