sabes las Señales de aviso de un ictus…

  • por


El Vicepresidente de los Estados Unidos conocía exactamente el camino a seguir cuando, durante la última campaña electoral, sintió dolores en el pecho. ¿Lo sabría usted?.

Cuando Dick Cheney notó esos dolores que ya le resultaban familiares en el pecho, sabía exactamente lo que tenía que hacer. Habiendo sufrido ya tres infartos, se fue inmediatamente al hospital buscando atención medica. ¿Cuantos de nosotros reaccionaríamos así de una forma rápida, o cuantos especialistas apreciarían igualmente de una forma rápida que un paciente en estas condiciones manifiesta signos de infarto?. Cuanto más tiempo se espere, más músculo el corazón pierde.

El truco con los infartos está en saber lo que hay que hacer y en el menor tiempo posible. Y eso a veces no es fácil. Cheney experimentó el clásico dolor de pecho denominado angina, normalmente descrito como un dolor aplastante, opresivo que empieza en el centro del pecho y se irradia a los hombros, cuello, brazos o espalda. La angina es la forma en que el cuerpo expresa que el corazón está empezando a morirse; el músculo cardiaco está exigiendo el oxigeno que no recibe de la sangre por haber quedado bloqueada una o más arterias coronarias.

Un infarto de miocardio es una patología que se produce cuando el corazón deja de recibir el riego sanguíneo que necesita.

Los cardiólogos insisten en la importancia de reconocer los síntomas de un infarto, porque de ello puede depender su vida

El infarto de miocardio se produce cuando una arteria se obstruye o se estrecha y el flujo sanguíneo no puede llegar hasta el músculo cardíaco.

Como consecuencia, el oxígeno deja de llegar al miocardio y las células que no reciben esa sangre rica en oxígeno empiezan a morir.

Por eso mismo es importante conocer los síntomas de un infarto.

Las arterias coronarias se pueden estrechar por distintas causas.

Las más comunes son un coágulo de sangre y la aterosclerosis (el depósito e infiltración de grasa en las paredes de las arterias.


Asimismo, explican que la aterosclerosis se va produciendo progresivamente, y se ve agravada por distintos factores de riesgo como la hipertensión, el colesterol alto, el tabaco, la obesidad y el sedentarismo.


Que tanto los ataques cardíacos como los accidentes cerebrovasculares suelen tener su causa en una combinación de factores de riesgo tales como el tabaquismo, las dietas malsanas, la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo dealcohol, la hipertensión arterial,y la hiperlipidemia (elevada presencia de grasas en la sangre).

Cuáles son los síntomas de un infarto:

No obstante, esta entidad manifiesta que el 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes vasculares cerebrales son prevenibles.

La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

Verificar y controlar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares e infartos de miocardio como la hipertensión, niveles elevados de colesterol y niveles elevados de azúcar también es muy importante”, advierte.


Síntomas del infarto:


Si a pesar de todo, se produce un infarto de miocardio es fundamental saber identificar los signos de alerta y actuar con celeridad.

Reaccionar de inmediato a la primera señal de señales de un ataque cardíaco le puede salvar la vida y limitar el daño que sufrirá el corazón.

El tratamiento actúa mejor cuando se inicia inmediatamente después de que se presenten los síntomas.


El especialista recalca que cada segundo cuenta y que, cuanto antes reconozca la persona afectada sus síntomas y llame al teléfono de emergencias, mayores serán sus probabilidades de recuperarse.

No todas las personas que sufren un ataque cardíaco tienen señales como los que vemos en la televisión o en el cine.

No siempre se presenta un dolor repentino que hace que la persona se agarre el pecho y se desplome en el suelo.

Los síntomas pueden ser mucho más sutiles:


Entre los signos de alerta del ataque cardíaco se encuentran los siguientes:.


Presión, ardor, tensión o molestia opresiva en el pecho que dura cinco minutos o más.


Molestia constante que parece indigestión.


Presión incómoda en el pecho que se irradia a los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda.


Mareo, desmayo, sudor o malestar en el estómago.


Ansiedad, debilidad, náuseas, vómitos o cansancio sin motivo aparente.


Dificultad para respirar sin que haya una razón obvia y sentir alteraciones de los latidos normales del corazón, con sudor inexplicable y palidez.



Aunque, por lo general, el dolor en el pecho es el síntoma más común, algunas personas que tienen un ataque cardíaco no presentan dolor en el pecho. Por eso es importante estar enterado de los otros signos de alerta.

Además, el cardiólogo apunta que las mujeres “tienen más probabilidades que los hombres de sufrir algunos de los otros síntomas comunes, especialmente la dificultad para respirar, las náuseas o el vómito y las molestias en la espalda o en la mandíbula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *